Cada año una vez finalizado el Festival de Eurovisión surgen muchas preguntas. ¿Por qué ha ganado este país? ¿Por qué España encadena tantos malos resultados? y otra muy habitual ¿Por qué encadena Suecia tantos buenos resultados?

Si miramos las estadísticas del festival desde el año 2000 hay una cosa clara: Suecia es un país con unos resultados apabullantes. En once ocasiones han terminado entre los diez primeros, y se han alzado dos veces con la victoria en ese mismo período, en 2012 con Loreen y 2015 con Måns Zelmerlöw. Además, de sus últimas seis participaciones cinco han terminado en el top 5. ¿Qué hace que Suecia tenga tanto éxito?

Creo que hay que destacar la seriedad con la que los suecos se toman el concurso. Cada año organizan el famoso Melodifestivalen donde nos podemos encontrar ante un enorme despliegue de medios. El concurso en sí dividido en cuatro semifinales, la repesca y la gran final nos ofrece un gran show. Los artistas suelen mostrar ya en el Melodifestivalen la propuesta definitiva: canción, puesta en escena, coreografía. De esa forma cuando la audiencia vota ya sabe lo que se van a encontrar en mayo.

El reclutar a compositores y productores de primer nivel hace que de entrada el nivel del concurso sea muy elevado. Las canciones de Suecia no te dan la sensación de ser canciones baratas. Compositores de primer nivel que han escrito hits por todo el mundo y que producen los discos de artistas de primer nivel.

Tampoco podemos olvidarnos de los cantantes. En Suecia no es ningún desprestigio ir al festival, todo lo contrario, es un gran trampolín. Por eso año tras año podemos ver cantantes de gran nivel presentarse. Al contrario que en muchos países, entre ellos España, Eurovisión es un gran trampolín para la carrera de los cantantes suecos y nunca jamás algo de lo que avergonzarse. Ya sean cantantes con carreras establecidas como Carola o nuevos artistas como Frans no dudan en presentarse para impulsar sus carreras tanto en Suecia como internacionalmente.

Si resumimos, Suecia se toma Eurovisión muy enserio. Su objetivo es ganar el festival cada año y por ello organizan un gran show como el Melodifestivalen donde compositores y productores de primer nivel junto con cantantes tanto de gran fama como debutantes nos ofrecen grandes canciones y un estupendo espectáculo. ¿Qué más se puede pedir?

Por tanto, la próxima vez que nos cuestionemos el gran éxito de los suecos en el festival, dejemos los argumentos sobre votos entre vecinos de un lado y valoremos el enorme esfuerzo que el país escandinavo realiza cada año para ser uno de los más competitivos en Eurovisión y esperemos que otros países tomen nota de la gran profesionalidad con la que se preparan para este evento en Suecia.

Anuncios