“Thousand Suns” es uno de los 30 temas seleccionados para el casting online de RTVE, de los cuales sólo quedarán 10 para que 3 sean seleccionados por un jurado profesional y sólo 1 pase finalmente a #ObjetivoEurovisión.

Damián María Montes, conocido como el Padre Damián, es el artista que defenderá este tema buenrollista, con un claro mensaje positivo y de unión entre personas, con claros aires de influencia del grupo Coldplay.

Damián María es un sacerdote misionero nacido en Granada en 1986. A los cuatro años ya cantaba acompañando a su abuela, la cantaora de flamenco Elisa “La del horno”. Posteriormente, inició un grupo de música con sus hermanas cuando eran adolescentes; y más tarde, ya en Madrid, continuó su formación en canto e interpretación, formación en el Conservatorio Profesional de Música “Teresa Berganza”, así como en escuelas de baile y de teatro musical.

A los 18 años empezó su carrera como misionero en al postulantado misionero en Granada y tiempo después, en Ciorani (Italia), profesó sus votos temporales. Durante un año también fue misionero en Calcuta y en 2013 fue ordenado sacerdote definitivamente. Actualmente desarrolla su trabajo pastoral en el Santuario del Perpetuo Socorro de Madrid, atiendiendo varios colegios del barrio madrileño de Chamberí.

Hoy, en SpainEurovisionInfo tenemos la suerte de haber podido compartir unas palabras con Damián María:

SpainEurovisionInfo: ¿Cómo surgió el quererte presentar a la preselección de RTVE para Eurovisión 2017? ¿Desde cuándo ves Eurovisión como un objetivo?

Padre Damián: Desde pequeño he estado muy unido a la música, siempre me he sentido artista y me he formado en distintas disciplinas artísticas para trabajar por ese sueño. A partir de ahí, cualquier artista de nuestro país sabe que Eurovisión es una gran plataforma para presentar su música y, con ella, su mensaje. También para mí, como eurofan, Eurovisión es un sueño… Recuerdo con mucho cariño cómo nos juntábamos toda la familia para ver el festival o cómo lo he ido siguiendo todos estos años… Así que, de repente, pensar en la posibilidad de pisar ese escenario es una locura… ¡Bendita locura!

o-PADRE-DAMIAN-facebook.jpg

SEI: Después de tu paso por La Voz, ¿qué proyectos musicales has podido realizar?

D: Hice lo posible por crear una banda de música juvenil, y llegamos a publicar dos singles, siempre con una intención profunda a la base. El segundo single, Nada Imposible, estaba ligado a un proyecto solidario de “Asociación para la Solidaridad” que se desarrolla en Ciudad Juarez (México) en torno a las mujeres obligadas a prostituirse. Estoy contento con esa primera etapa, sin embargo, también se sumaron algunas dificultades que acompañan a mi perfil. Que un sacerdote trabaje en la música profesional es muy complicado

Por una parte, están los que me exigen (yo también me exijo en este tema) que mi música esté conectada con lo que da sentido a mi vida; por otra, están los que esperan (y yo también lo espero) algo más novedoso de lo que sería evidente en un cura. Mantenerse en ese equilibrio de opciones musicales es muy dificil, pero forma parte de mis convicciones. Si hiciese música religiosa explícita llegaría a la comunidad cristiana pero, en conciencia, no puedo quedarme quieto ni a gusto contando lo mismo a los de siempre… Mi única intención es hacer música que toque el corazón, musica que haga vibrar, sentir, saltar, bailar, soñar, creer, llorar, pensar, amar… Pero música profesional, de calidad. Y, además, sin que todo esto suponga un descuido de mis tareas cotidianas como misionero. Puedes imaginarte que fácil, fácil… no es.

SEI: ¿Qué nos podrías decir acerca de tu tema “Thousand Suns”? ¿Qué deseas transmitir con esta canción?

D: Fue un “flechazo” totalmente inesperado… Estaba en Tailandia cuando recibí siete temas con la propuesta de presentar alguno al eurocasting de RTVE. Escuché todos los temas y fue “Thousand Suns” la que me gustó desde el primer momento. Pienso que a Eurovisión no puedes llevar un tema que necesites oir varias veces para enamorarte de él; tiene que ser una canción que enganche con fuerza desde el primer momento y eso me ocurrió con “Thousand Suns”. Es un tema que genera una atmósfera de buen rollo flipante, es muy “teenager” y, además, al terminar de escucharla puedes seguir tarareando el estribillo.

Habla sobre el anhelo de que los jóvenes sean los “mil soles” que den luz al mundo con un mismo corazón. ¿No crees que necesitamos escuchar este mensaje? Yo, al menos, estoy harto de divisiones, extremos… Entonces moví algunos hilos en Tailandia y finalmente me invitaron a grabar las voces en el mejor estudio del país y pude enviar la candidatura. Fui muy afortunado. Me encantaría que esta canción provocase un gran abrazo entre colectivos que han estado enfrentados por incomprensiones, heridas u otras movidas. Que se dieran una oportunidad y Eurovisión se convirtiese, durante tres minutos, en una pedazo de fiesta donde todos se sientiesen como “mil soles” conectados entre sí. Dime que no sería una pasada ¿eh?

SEI: ¿Qué cambios introducirás en tu tema si finalmente es el elegido? ¿O es la versión definitiva?

D: No, no es la versión definitiva, es sólo la versión DEMO. Con los arreglos va a ser impresionante. Eso sí, quiero que la voz sea fundamental y se presente tal cual es, muy natural. Estoy acostumbrado a cantar en directo y la voz tiene que ser el puntazo de la canción para que se cuele en el corazón de la gente. Prometo no defraudar. También nos gustaría escuchar las propuestas de la gente… Quizá incorporar algo en español… No sé, seguimos abiertos.

SEI: ¿Qué podrías aportar a Eurovisión como representante de España si eres elegido?

D: Creo que puedo aportar “sentido” a la música que nos represente, pero también novedad, profesionalidad, fuerza y fiesta, mucha fiesta.

SEI: ¿Cuáles serían tus trucos para controlar los nervios en el caso de que estuvieras en el escenario de Eurovisión, ante 200 millones de personas viéndote?

D: Si te digo la verdad, he mejorado mucho en ese tema. Cuando era pequeño me ponía nerviosísimo, ahora lo controlo bastante bien. Tengo que agradecer mucho a la experiencia de LaVoz, es la que en muy poco tiempo, más me ha forjado. Ahora salgo, disfruto muchísimo cantando y no doy espacio a la tensión. No hay más trucos que cantar disfrutando.

 

SEI: ¿Cómo te definirías como artista?

D: Plural, particular, versátil… y trabajador, para que sea profesional lo que hago y nadie pueda llamarme “friki”.

SEI: ¿Te atreverías a hacer alguna locura como puesta en escena si ganases #ObjetivoEurovisión y fueras finalmente a Kiev?

D: Si te refieres con “locura” a colgarme de unas cuerdas o de una estructura para comenzar la canción sobrevolando al público si (ja, ja).

SEI: Si tuvieses que definir tu puesta en escena ideal para “Thousand Suns” ¿cómo sería?

D: Gracias por dejarme soñar en voz alta… Me imagino, sobre todo, una iluminación muy cuidada. También un coro de voces masculinas. Mucho blanco y algunas explosiones de colores primarios. Me encanta la imagen de los rostros y las camisetas manchadas de colores en la “Holy Run”… Podría ser sugerente. Pero, dejando los sueños a otro lado, lo pondría en manos de profesionales…

SEI: ¿Sigues el Festival de Eurovisión? ¿Cuál es tu candidatura favorita de la historia?

D: Sí, como te decía, lo he seguido desde pequeño. Hay muchas candidaturas que me han gustado pero, con la que más identificado me he sentido es con la del belga Loic Nottet en 2015 (Rhythm Inside), soy fan de este cantante. Si hablamos de España, tengo el corazón dividido entre Rosa (Europe Is living a celebration) por el cariño personal y por todo lo que supuso de ilusión para nuestro país, y Pastora Soler (Quédate conmigo) porque ha sido, para mí, la mejor interpretación que hemos presentado.
SEI: ¿Qué piensas acerca de tus rivales del #Eurocasting? ¿Te llama la atención alguna candidatura en especial?

D: Este año hay un nivel bastante alto en muchos aspectos. Primero, hay buenas voces, voces nuevas, frescas; y, segundo, hay buenos temas… Me gustan bastantes y no me voy a mojar… Pero sí, tengo mi propio ranking. En general, para ese ranking personal, me he dejado llevar por la primera impresión que me ha provocado cada tema, porque en Eurovisión no hay tiempo para profundizar. Se canta una vez…y listo! Estoy muy contento de compartir esta aventura con mis compañeros, todos unos artistazos!

Aprovecho para felicitarlos por sus candidaturas y desearles todo lo mejor. Más que preocuparnos por el proceso y la competencia… disfrutemos cada comentario, cada entrevista, cada momento y a cada eurofan. Después… Dios dirá!

Gracias a los que sueñan conmigo que “Thousand Suns” puede “hacer lío” en Europa! Ánimo a todos y a votar!!

¡Gracias por concedernos esta entrevista, Damián María! ¡Muchísima suerte y a por todas!

Esther R.C.

¿Todavía no has votado por tus 10 propuestas preferidas para Eurovisión 2017? Vota aquí
Redes sociales del Padre Damián:
Instagram: padredamianvoz
Twitter: @PadreDamianVoz
Facebook: /PadreDamianVoz
Anuncios