Hace pocas horas RTVE, en directo, reveló los 3 finalistas del Eurocasting.

Ninguna sorpresa, TVE (su jurado) apostó por el continuismo que, muchos, deseábamos que terminase gracias a esta preselección completamente abierta.

Ni Alicia Nurho, ni Brequette ni Detergente Líquido, entre otra inmensa mayoría de candidatxs, han pasaddo a la fase final del eurocasting. Quizás, la gente deba comenzar a replantearse si la culpa es de TVE, o de lo que ella misma vota. Hace poco se hablaba en esta web del criticar por criticar; hoy toca el votar por votar.

Sí, hay cuñados que han votado basándose en el a ver si pasa este/a y me descojono un rato. Esta gente influye en las votaciones y, gracias a la cordura, algunos candidatos no han pasado el corte para estar entre los 10 finalistas.

La gente apostó por muy pocas piezas realmente novedosas (dentro del europop, como No enemy) y por absolutamente ninguna que abandonase las faldas del género más cansino y típico. Repito, imaginaos llevando algo diferente a Kiev, esa voz maravillosa de Alicia, con su perfecta instrumentación (que daría un aire muy a nuestro favor en Kiev) o a esas letras reveladoras de Detergente Líquido.

La votación dejó a todo esto fuera, pero había una mínima oportunidad de que el verdadero multiculturalismo (base de Eurovisión, hay que recordar que no es un concurso POP) llegase a Kiev, esa esperanza era Brequette.

Hoy no cabe que critiquemos a los jueces, que, basándose en su absoluta profesionalidad y en su juicio, han votado libremente qué canciones merecían competir por estar en la final de Objetivo Eurovisión.

Aún así, a los que apostamos por marcar la diferencia, por volver al Festival donde todos los estilos caben y las canciones representan la originalidad, nos tocará esperar hasta el año que viene.

Anuncios