El próximo sábado 11 de febrero, (o el domingo 12) TVE emitirá en La 1 la final de la preselección española para Eurovisión 2017.

Tras una magnífica final del Eurocasting, magnífica al menos, si lo comparamos con lo que TVE acostumbra a hacer, el ente público español amenaza con volver a hacer de las suyas.

Estos días, TVE ha dado a conocer pocos datos sobre objetivo Eurovisión, pero las filtraciones que hemos conocido dan lugar a una sensación de rabia, cansancio e incomprensión. Dicha sensación puede llevar a que incluso nos preguntemos qué hace España en Eurovisión.

Y es que esa es la pregunta, para qué pagan 45  millones de españoles y españolas una televisión pública que debería aspirar a ganar el Festival, pero que alega cansinamente falta de presupuesto para poder hacer una final nacional como Dios manda. En TVE, no falta presupuesto, falta interés, y eso todos lo sabemos.

Además, la gala concierto que supuso el final del Eurocasting habrá sido mucho mejor que la gala que se estará planteando realizar TVE. Precisamente la división entre el equipo de RTVE.es y el de TVE es lo que tumba el argumento del presupuesto, de los medios, de los platós…

RTVE.es fue capaz de hacer una gala minimalista pero a la vez genial, obviamente dentro de sus posibilidades. Lo que se plantea aquí es, ¿cómo realizaría el equipo de RTVE.es la gala de la final de Objetivo Eurovisión? Visto lo visto, es perfectamente posible que lo hubiesen hecho mucho mejor de lo que lo podrá hacer el equipo de TVE este año, y todos los que vienen. Esta es la sensación de rabia, tener una TVE mal aprovechada.

El cansancio. La comunidad eurofan está ya muy cansada de que la televisión pública se ría de ellos, de los que la financian. Pero por la boca muere el pez.

Lo que genera incomprensión es el pensar por qué los directores de TVE hacen lo que hacen y también cómo lo hacen. Qué se le pasará por la cabeza a Federico Llano para montar el pollo que está montando. Si los actuales encargados de TVE para Eurovisión actúan como actúan, no es para mantener su cargo. Cabe la posibilidad (remota) de que actúen así por presiones externas, pero no lo harían con descaro y se verían incómodos, con lo cual, esto puede desecharse. ¿Por qué hace esto TVE?

¿Protestamos más, nos callamos? ¿Qué hacer ante una TVE que no oye las sugerencias de sus espectadores?

Anuncios