“361 points… Which is not enough to catch Ukraine!!!!!!!!”.
Esta fue la frase que fulminó todas las posibilidades de un triunfo que la TV rusa llevaba (y continúa) buscando desde años atrás, mientras que la imagen de un anímicamente hundido Sergey Lazarev y un atónito Philip Kirkoro marcarían el inicio del rifirrafe entre Ucrania y Rusia que culminó con el abandono de la TV pública de la Federación fuera de plazo y dejando a la cantante Yulia Samoilova con la miel en los labios. Pero no todo estaba perdido para ella… Channel One y Rossiya 1 (cadenas públicas rusas que se alternan la elección del representante) le prometieron que ella sería la representante de Rusia a su retorno en 2018, y por ello, el mismo día en que anunciaron su abandono del festival se convirtió en la 1ª participante de Eurovision 2018.
Pero parece que todo ha dado un vuelco ahora, y es que si echamos la vista atrás, hace un par de años por estas fechas comenzó a sonar muy fuertemente el nombre de la superestrella rusa Sergey Lazarev como representante de la Federación, confirmándose el rumor semanas después.
2 años más tarde, de cara al 10° aniversario de la primera victoria del país ex-soviético de la mano de Dima Bilan, y de parte del propio Kirkorov, comienzan a sonar fuertemente de nuevos rumores sobre el retorno de Sergey Lazarev para, palabras textuales “Vengarse de Eurovision y ganar”.
Como curiosidad, no hay que olvidar que el ya mencionado Dima Bilan volvió a Eurovision en el mismo periodo de tiempo que lo haría Sergey en caso de que se materializase su regreso (2 años) y con una diferencia temporal de 10 años (Dima participó en 2006 y 2008; Sergey participó en 2016 y de ser reelegido, también participaría en 2018).
En cuanto a Yulia Samoilova, sigue sin saberse si la TV rusa se ha puesto en contacto con ella tras prometerle la representación del país en 2018…

Anuncios