La emisora nacional macedonia ha contraído una deuda de 500.000 euros que le puede acarrear sanciones como la no emisión de los contenidos de la EBU, Eurovision incluido.

De ser así, la participación de Macedonia en el certamen europeo se vería en peligro. Este no es el primer caso de deudas pues Rumanía en 2016 fue el último país al que se le implantaron este tipo de medidas.

La ultima participación de Macedonia en Eurovisión fue en Kiev a cargo de Jana Burceska que con sus 69 puntos no consiguió el pase a la final.

Anuncios