España apenas tiene planes para Eurovisión 2018. Tenemos una supuesta Preselección en marcha, pero TVE se niega a decir si el ganador de OT 2017 irá o no a Lisboa 2018.

TVE es una televisión pública, pero caótica; que debería responder al interés general, pero responde a intereses personales; debería publicar en qué se gasta el presupuesto, pero la obligan los tribunales al ser opaca; debería intentar traer el Festival de Música, en mayúsculas, más grande del mundo a España, pero les da pereza. Así es como funciona el ente público español.

A pesar de que en numerosas ocasiones las comparaciones son odiosas, creo que hoy es especialmente conveniente comparar a los entes TVE y MRT:

  • TVE, con un presupuesto que incluso malgasta, no es capaz de realizar una preselección nacional mínimamente parecida a las del resto de entes europeos. TVE es superada en calidad de imagen y sonido por países infinitamente más pequeños que España (en el sentido del presupuesto), como Bulgaria.
  • MRT, un ente de un país pequeño, no tiene fondos suficientes para costear su subscripción a la UER y emitir sus contenidos; y mucho menos para costear una preselección nacional. Pero la conclusión no es algo hecho de cualquier manera que pasa desapercibido en los concursos: son candidaturas que tratan de usar y que están planificadas con los máximos recursos que la MRT dispone.

Son casos dispares de cómo poder no significa querer. Muchos entes sentirán pena por el nuestro: tenemos potencial económico (tras esa dura crisis que nos dejó esta RTVE esperpéntica), potencial musical (sobran voces y artistas maravillosos que nos representen) y potencial audiovisual (televisiones autonómicas han superado a TVE en no pocas ocasiones).

¿Por qué no hace TVE entonces algo? Aquí nos metemos en lo opaco y turbio del asunto. TVE está cerrada, no es transparente, sus dirigentes no pretenden serlo. Y claro, nos plantan cosas como Objetivo Eurovisión: un público incívico y una calidad pésima. Así se plasmó en una audiencia pobre y maltrecha.

¿Que va a hacer TVE ahora? Ni idea, si OT sigue marcando esos buenos datos de audiencia (que superaron en 11 puntos a los de Objetivo Eurovisión) probablemente, o seguramente se decida a convertir a OT en preselección.

¿Qué debería hacer TVE? En mi opinión, cabe señalar ciertos aspectos:

  • TVE NO DEBE copiar a la SVT, debe inventar un formato nuevo.
  • FUERA el pánico a las elecciones internas. Muchos entes triunfan con ellas y a veces, como en este momento y la TVE del ahora, pueden icluso ser mejores.
  • SI HAY PRESELECCIÓN, UN MÍNIMO DE ANTELACIÓN. No podemos planear algo en 30 días. Debemos dejar un periodo para que los artistas del país compogan y presenten temas con calma: conocidos y desconocidos, así nos aseguraremos un mínimo de calidad e ilusión.
  • CONTROL DE LA DISCIPLINA DE ALGUNOS. Lo de Objetivo Eurovisión no puede volver a repetirse, hay que concienciar al público que, estar en un plató no es estar en el salón de casa y que los artistas son personas, no sacos de boxeo a los que se pueda machacar.

Además como propuesta abierta me gustaría ver, sin desvelar inclinaciones políticas, alguna lengua regional en preselecciones o elecciones internas futuras, ¡usemos nuestro gran patrimonio lingüístico!

En conclusión, TVE debe iniciar un amplio proceso de reforma interna que lleve a una renovación completa de su cúpula, a la entrada de nuevas y más jóvenes caras; y al compromiso con traer Eurovisión de vuelta a España. Así mismo debe comenzar a apreciarse el panorama musical, cultural y lingüístico de nuestro país y dejar que estos tres elementos estén presentes en nuestras candidaturas. Se debe de iniciar una etapa de mayor transparencia e ilusión, para así, hacer de TVE lo que fue en su época de mayor esplendor.

Anuncios