Tal y como han anunciado las redes sociales de 1 in 360 se han realizado varios cambios de cara a la final respodiendo a las peticiones de los fans. Así, Zoe Straub, representante de Austria en Estocolmo, no realizará la función de jurado debido a un posible conflicto de intereses pues la artista es compositora de varias de las canciones participantes del programa.

Por otra parte, el voto del jurado tendrá el mismo peso que el del público salvo en caso de empate, en cuyo caso la decisión del jurado prevalecerá. Las votaciones de ambas partes se producirá con el sistema de Eurovision (12, 10, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1).

San Marino no obtuvo el pase a la final la pasada edición en Kiev siendo representada por Valentina Monetta y Jimmie Wilson.

Anuncios