Cada vez más voces de diferentes países se alzan contra el país organizador, Israel. Ahora es el alcalde de la capital irlandesa, Mícheál Mac Donncha, el que pide a RTÉ que no participe en Eurovisión 2019 ‘en solidaridad con la gente de Palestina’.

La situación de los palestinos debe ser puesta de manifiesto. La solidaridad de Irlanda debe estar presente, ya hemos conseguido que más de quinientos artistas firmasen un manifiesto en el cual se comprometen a no trabajar nunca en Israel.

Afirma el alcalde, del partido izquierdista y antibelicista Sinn Féin, que todos deberíamos mostrar la misma solidaridad que hubo en el caso del apartheid para acabar con la discriminación protagonizada por los israelíes.

La embajada de Israel en Irlanda ya ha respondido mediante un tajante comunicado en el que afirma:

El alcalde de Dublín debería dejar de hacer campañas de odio y discriminación contra Israel.

Lo cierto es que esto sólo acaba de comenzar. Israel ha ganado en el peor momento posible y bajo una amenaza terrorista constante y que aumenta exponencialmente al atacar a Palestina. Se prevé que muchas voces de muchos países se alcen en contra de Eurovisión en Israel en las próximas semanas.

Anuncios