Se pospone el debate sobre la pertenencia de la RTK en la UER, aunque ambas se proponen estrechar su política de cooperación. Este invierno, en la próxima Asamblea General de la UER, se discutirá su estatus para la emisora kosovar en la organización, teniendo como condicionante la situación política entre Serbia y Kosovo.

Kosovo ha tratado un año más, de pertenecer a la familia eurovisiva, con el objetivo de participar en la siguiente edición. La Unión Europea de Radiodifusión se muestra con reticiencia a permitir la entrada de la televisión kosovar a la red continental, teniendo en cuenta la situación política actual entre Kosovo y Serbia.

La RTK ha visto su petición pospuesta. Será en el próximo mes de diciembre, cuando la UER retome la cuestión kosovar, la estudie detenidamente y vote su pertenencia al órgano europeo.

De igual manera, la UER y la RTK han acordado seguir estrechando su política de cooperación a sabiendas que el país no cumple aún con los requisitos para formar parte de la unión de televisiones. A excepción de la República de Serbia y Bosnia-Herzegovina, la República de Kosovo tiene el apoyo del resto de los países balcánicos para acceder al organismo europeo.

Kosovo tiene el soporte de la UER para participar en los concursos de Eurovisión pero se condiciona su debut a un acuerdo bilateral de la RTK con el país que organice el festival.

¿Veremos debutar a Kosovo en Israel?

Anuncios