Este año las entradas de Eurovisón 2019 alcanzan precios más altos que ediciones anteriores.  La más barata costara al rededor de unos 85 euros, por un asiento situado en pasillo, para un ensayo en las semifinales. Por el contrario  la más cara rondará los 487 euros y será para tener un acceso privilegiado en la gran final el 18 de mayo, día de la gran final.

Los precios de las entradas para la gala final oscilarán entre 121 euros por sentarse  en filas traseras  y 243 euros si se quiere estar cerca del escenario. Cuanto más cerca se esta del escenario del Expo Tel Aviv  más cara sera la entrada. Cabe recalcar que este año el recinto que alberga el concurso solo tiene capacidad para 7.500 personas, frente a las 20.000 del año pasado en Lisboa.

A todo ello hay que sumarle unas 500 entradas que se repartirán de forma gratuíta entre soldados del ejercito israelí  y otras 3.000 para las delagaciones de países participantes. Según la cadena que organiza el evento, Corporación de la Radiodifusión Pública israelí, KAN, los precios de las entradas son y serán altos porque el gobierno israelí no da apoyo financiero para el evento y los ingresos de su venta solo servirán para cubrir parte de los gastos de producción.

Así mismo, se buscan a 500 voluntarios que apoyen las tareas de acogida de turistas, delegaciones participantes y  la gestión del centro de prensa. Con una capacidad para 1.500 periodistas. De momento no estan a la venta dichas entredas ni  se ha anunciado una fecha para su adaquisición.

Anuncios