Tras la grave crisis atravesada desde que MARUV venciese en la final del Vidbir 2019, debida principalmente a motivos políticos y encontronazos entre gobierno, productora y artistas, el país ha decidido retirarse de la competencia.

El sábado por la noche todo se veía feliz tras la victoria de MARUV y su “Siren Song”, la canción y la puesta en escena exhibida por la joven ucraniana daba esperanzas a los eurofans con una canción moderna y con mucho ritmo. Pero poco tardó la polémica en llegar.

Tras publicar la propia web de Eurovisión que sería la representante, borraron la publicación y apareció una nueva indicando que MARUV era la ganadora de la final nacional, nada más allá.

Durante este principio de semana se fueron conociendo las pretensiones que imponía la delegación ucraniana a la artista para poder participar, como no poder actuar en Rusia, no hablar con la prensa sin permiso explícito de la televisión ucraniana, tener que costearse de su bolsillo los gastos relativos al Festival… Unas condiciones que ella misma publicó en su perfil de diferentes redes sociales y que terminaron por hacer que rechazase representar a su país tras una justa y merecida victoria.

Después de esto, se planteó la opción a otros participantes del Vidbir, pero hasta la fecha ninguno había aceptado firmar estas condiciones abusivas (Freedom Jazz, Kazka y Brunettes Shoot Blondes confirmaron su rechazo a ir a Eurovisión con esas medidas), lo que ha podido llevar al país exsoviético a retirarse.

Finalmente mediante un comunicado oficial por parte de UA:PBC que puedes leer aquí han comunicado su decisión de retirarse del certamen

Anuncios