Austria es uno de los países ya confirmados para Eurovisión 2017, y al parecer según informa ESCToday ORF, que se encarga de seleccionar al representate del país, apostará por una selección interna en 2017.

ORF no se ha pronunciado aún, pero todo indica que la selección interna va a ser el método que se emplee para buscar al próximo representante austríaco, que deberá suceder a Zoë que logró alcanzar la decimotercera posición en la gran final.

La última vez que el país aposto por la selección interna fue en 2014, cuando la elegida fue Conchita Wurst, haciendo que el país se alzara con la victoria en el festival.

 

Anuncios