La Unión Europea de Radiofusión ha publicado una batería de nuevas medidas con las cuales pretende evitar conflictos internacionales como el de este año entre Rusia y Ucrania; a pesar de que Ucrania cumplió con la ley.

No sólo se vigilarán las galas emitidas por televisión; también todos los ensayos, el Eurovillage… Todo para evitar alusiones a partidos políticos, marcas, instituciones, organizaciones y cualquier producto o servicio. Además, los entes públicos no pueden elegir a un representante que por razones legales o políticas no pueda viajar al país anfitrión.

Según la UER, las delegaciones deben centrarse en los aspectos profesionales de las diferentes candidaturas sin atender a los aspectos políticos y de nacionalidad.

Claras alusiones a los grandes países con conflictos políticos abiertos, como Rusia, Ucrania, Azerbaiyán y Armenia. A pesar de los cambios, nadie cree que en el notario caso de Armenia y Azerbaiyán, sus comiencen a valorar objetivamente las candidaturas y seguirán colocándose en el último lugar mutuamente.

El país que incumpla estas normas será descalificado.

Anuncios