La emisora ČT está a una quincena de cerrar su período de recepción de candidaturas, con su último día en el 17 de noviembre. Según informa la web eurocontest.cz, la cantidad de canciones recibidas hasta la fecha es de 130.

La cifra es particularmente alta, dada la modesta trayectoria del país centroeuropeo. Chequia debutó en Eurovisión en 2007 y se retiró en 2009 después de que la cancion Aven Romale no obtuviese ningún punto en su semifinal. Tras una absencia de 5 años, la República Checa volvió al concurso con ideas renovadas y, en 2016, consiguió clasificarse para la final por primera y única vez en su historia. En la pasada edición, Martina Bárta no pasó las semifinales a pesar de una actuación en directo remarcable que la llevó a ser la séptima concursante mejor valorada por el jurado.

El grueso de canciones recibidas por ČT indica un gran interés por Eurovisión en el país, lo que supone buenos augurios para la emisora. Jan Bors, jefe de la delegación checa destaca la variedad de géneros en las canciones recibidas y también el hecho de que muchas bandas y cantantes checos hayan confiado en la oportunidad que se les ofrece.

Anuncios