Cada vez sobran más argumentos para defender la existencia y continuidad del Festival de Eurovisión, además de la audiencia, ahora la economía nos da la razón.

2014Gastos y Beneficios (no se reflejan ingresos, diferencia directa) de ESC en los últimos tres años.

Como se puede ver en el gráfico superior, Eurovisión no solo da una audiencia del 20% y reúne a 200 millones de europeos, australianos, estadounidenses, chinos… delante del televisor. Los millones también se cuentan en billetes.

En los últimos tres años (y en anteriores, al menos hasta 2012, también) Eurovisión no ha dado más que beneficios económicos al país y ciudad organizadores del Festival.

  • En 2012: Azerbaiyán se gastó la inmensa cantidad de 100 millones de euros en organizar el Festival de dicho año. Con unos beneficios o pérdidas que desconocemos en la web.
  • En 2013: Malmö fue un Festival austero comparado con Bakú, la SVT tan sólo gastó 15 millones de euros e ingresó 22-23 millones con menos de 6 o 7 millones de beneficios netos.
  • En 2014: Dinamarca recuperó el ritmo de inversión, con 44 millones de euros, un 44% de lo que gastó Bakú, y un 100% más de lo previsto por la DR (el presupuesto inicial era de 22 millones). En total, el Festival dejó 51 millones de euros en el país danés, 7 en beneficios.
  • En 2015: La ORF gastó 21 millones de euros para el festival de Viena. Los beneficios son los mayores del periodo 2013-2016 con 38 millones de euros totales de beneficios, un 542% más que en 2014.
  • En 2016: La SVT y la ciudad de Estocolmo se dejaron 7 millones de euros de presupuesto, con 17 millones de beneficio. Solo Estocolmo agrupa 14 de los 17 millones de beneficios, una cifra inesperada para la alcaldesa que se mostraba patidifusa ante tales resultados (los otros tres corresponden a la SVT).

Así queda más que demostrado que Eurovisión es el mercado cultural perfecto, con grandes e infladas inversiones, y unos beneficios con, al menos, seis ceros. En el periodo 2014-2016 hemos tenido 92,5 millones de gastos y 154,5 millones de ingresos (gastos recuperados más los beneficios), con lo que Eurovisión daría 62 millones de euros de beneficios repartidos por Europa.

Ahora, con Kiev 2017 en plena organización, el ente público ucraniano NTU prevé bajar la inversión hasta los 15 millones de euros y, sin embargo, aumentar los beneficios hasta los 30 millones.

 

Anuncios