Un artista independiente pero no muy conocido a nivel europeo. Ese es el segundo elegido por 1 in 360 para la preselección sanmarinesa: Vicent Bugg, que ha viajado por el mundo enseñando su arte.

Se mostraba ‘ecantado’ y le parecía muy positiva la idea de encontrar un candidarto para San Marino vía Internet, ‘hay mucho talento allá fuera’- añadió.

‘Seré un juez positivo y que busque que los concursantes abandonen su timidez’, dijo en declaraciones para 1 in 360. Añadió además que se centrará más en el cuerpo de la actuación y no en la voz (debido a su pasado como bailarín). Por ejemplo, analizará como se desenvuelve el o la concursante en el escenario y, si lo hay, el baile.

Anuncios