Francia está estudiando muy en firme la posibilidad de no acudir al festival si la cadena pública KAN, organizadora del concurso, no retira la emisión de la serie Duz Pua.

La serie, narra la historia de un cantante francés que se convierte en el representante del país para acudir a Eurovisión. Él cantante de origen musulmán se hace pasar por gay y será acusado de terrorista.

La cadena francesa ve ciertas similitudes con el represente de este año , Bilal Hassani, de ahí el malestar .

“Ynet” medio que ha destapado la voz de alarma, asegura que la UER no ha tenido más remedio que mediar entre ambas delegaciones. Francia como componente del BIg Five está empleando todas la armas posibles para impedir la emisión de la ficción .La KAN se ampara en la libertad de expresión y creación del producto.

Anuncios